Un tuit, una novela (I)

Tal vez nadie se había molestado en explicarle las leyes de la física. Hubieran bastado unas nociones sobre la gravedad y sus efectos en la osamenta.

Fotografía: epSos.de (flickr con licencia Creative Commons BY-2.0)

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

Piérdete en el archivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba