Comedor Restaurante Ikea

Comedor principal del restaurante IKEA con sus «karramarros» Fuente: www.mariscal.com

Hace mucho que no proponía ningún plan. No ha sido por falta de actividades interesantes en la zona aunque estos meses he estado más centrada en temas literarios. Pero como he encontrado estas fotos danzando por mi disco duro, he decidido proponeros visitar el Restaurante IKEA, en Vitoria, que a fin de cuentas está a un tiro de piedra de Bilbao.

Fuimos hace ya algunos meses coincidiendo con que mi pareja participaba en un campeonato en la ciudad, por lo que el menú que os voy a resumir no será, con toda probabilidad, el que os encontréis ahora. Antes de reservar mesa pregunté en las redes a mis blogueros gastronómicos de referencia y entre los locales que me recomendaron, sólo este abría los domingos a mediodía. Es por cierto una costumbre poco extendida y que me ha provocado más de un quebradero de cabeza a la hora de buscar un sitio para comer, parece ser que en Bilbao no sale nadie a comer fuera los domingos, así que los restaurantes optan por coger descanso.

Nada más llegar me sorprendí porque la entrada no es demasiado visible: un muro de piedra y una gran puerta de forja pintada de negro. Es al atravesar el muro externo cuando te encuentras las escaleras de acceso que guian a una puerta de cristal con el logotipo del restaurante. Pero la sorpresa más agradable está en el interior, aunque ya nos habían advertido: el comedor principal está forrado de listones de madera, tanto en paredes como en techo y suelo. El diseño es del Estudio Mariscal y, en sus palabras, querían que el local asemejara a un caserío en lo alto de una pequeña colina (Ikea, en euskera, de ahí el nombre, nada que ver con la cadena sueca de mobiliario), rodeado de un bosque de hayas y robles. Es un ambiente muy cálido y acogedor y que tiene su punto divertido con las lámparas en forma de cangrejo que cuelgan sobre las mesas, cada una con su expresión única dibujada por el propio Mariscal. Podeís ver más fotografías del espacio en su web. Por cierto, tened cuidado con los cangrejitos a la hora de levantaros de la mesa, yo le di un buen cabezazo a uno. Ahora bien, este ambiente sólo se mantiene en el comedor principal, el otro comedor que vi era más normal, con paredes de piedra, tal vez menos acogedor pero con unas vistas muy agradables a un patio interior con paredes de madera y un cuidado jardín.

El restaurante Ikea está bajo el mando del Chef Iñaki Moya desde principios del 2011, cuando sustituyó a José Ramón Berriozabal. Estudió en la escuela de hostelería de Oñate, y después de pasar por varios restaurantes de la zona, se formó en el Bodegón Alejandro de Martín Berasategi y en el Zortziko de Daniel García antes de llegar al Ikea.

El restaurante tiene dos menús fuera de carta. El más simple es el Ikea que es en parte menú degustación pero te permite escoger el segundo plato, y otro un poco más completo, el Ilazki Gastronómico (cuando fuimos nosotros, era el Menú Gastronomía, como verás en la fotografía). Como comer a la carta nos pareció bastante caro, optamos por el menú degustación que ya me habían recomendado y que en aquel momento contaba con los siguientes platos:

Ikea1

Menú degustación Gastronomía

Nuestra experiencia estuvo llena de altibajos, hubo platos que nos apasionaron y otros que nos dejaron bastante fríos. Para empezar, los aperitivos: un martini Ikea, que no nos pareció nada fuera de lo común, y unas lentejas verdes estofadas con jugo de marisco y trufa. Éste segundo nos encantó: sabores muy intensos y bien diferenciados, una textura muy agradable al paladar y nos quedamos con ganas de tomarlo como plato principal.

Ikea5

Aperitivo: Martini Ikea y Lentejas verdes estofadas con jugo de marisco y trufa

A continuación entramos de lleno en el menú. Como entrantes, una mamia de foie deliciosa, acompañada de pastel de cigala y nubes de espinacas. Después un plato de pistachos y alcachofas que tenía como sorpresa que se acompañaba de una crema de flores que traían embotellada y teníamos que agitar, abrir y servir nosotros mismos. La presentación nos pareció muy elaborada y original, pero el sabor final del plato era un poco insulso, no tenía demasiada intensidad.

Ikea7

Mamia de Foie con pastel de cigala y nubes de espinacas

Ikea8

Fusión de pistacho y alcachofas con verduritas salteadas

Como plato de pescado, un txipirón a la plancha sobre marmitako de pulpo y sopa de cebolleta tierna. Delicioso. A mi pareja no le gustó tanto como a mi, pero los dos estuvimos de acuerdo en que estaba muy logrado.

Ikea9

Txipirón a la plancha sobre marmitako de pulpo y sopa de cebolleta tierna

Y a continuación el plato de carne. Una hamburguesa de Wagyu que no me convenció demasiado. Creo que otra presentación para la carne, en forma de solomillo o similar hubiera sido más adecuada. No era la primera vez que comía la carne de Waygu y en mi opinión picarla no le hacía ningún favor al plato en general. El lingote de bronce era alguna crema o puré compactado, pero no recuerdo de qué, aunque estaba sabrosa y era un buen acompañamiento para la carne.

Ikea10

Hamburguesa de Wagyu con lingote de bronce

Y por último los postres. Los dos estuvimos de acuerdo en que fueron con diferencia lo mejor del menú. Unos contrastes increíbles entre sabores dulces y amargos, sabores explosivos, nada especialmente complejo ni elaborado (en apariencia).

Ikea11

Espuma de crema catalana con helado de naranja

Ikea12

Mousse de plátano con milhojas de miel y sopa de menta

La atención fue estupenda, como cabe esperar de un local de estas características. Nos explicaron en detalle no sólo cada uno de los platos, sino también las curiosidades del local, su construcción, la visión que de él tenía el chef… fueron muy amables en todo momento. Además, el local no estaba especialmente abarrotado, así que pudimos gozar de más atención y menos esperas.

En general comimos muy bien, pero es cierto que se nos quedó un poco corto para el coste del menú, más en intensidad que en cantidad, porque con hambre no nos fuimos.

¿Qué otro local me recomendarías en Vitoria?

  • ¿Dónde?: Calle Portal de Castilla, 27 01007 Vitoria – Gasteiz Álava
  • ¿Cuándo?: Cierran las noches de los domingos y lunes. También del 10 de agosto al 3 de septiembre por vacaciones.
  • Precio: Nosotros nos decantamos por el menú «Gastronomía», de 60 Euros, IVA incluído. También tienen el menú «Ikea» por 49 Euros. El resto de platos de la carta oscilan entre los 16 y los 32 euros, postres aparte.
  • Más información: www.restauranteikea.com