Mi vida es una aventura

–La tenía en mis manos: pequeña, ligera, de un brillante y llamativo color rojo, lista para ser usada. Y de repente ya no estaba. Un objeto sin vida jugando a suicidarse. Ahí empezó el ridículo baile por la cocina. Tenías que haberme visto. Saltaba de mano en mano, como una patata caliente, se deslizaba, me …

Mi vida es una aventura Leer más »