A veces me encuentro con la desagradable circunstancia de decidir si reseño o no una novela corta. Situación que en los últimos tiempos se me plantea con facilidad. Mucho me tienen que haber recomendado una historia que supere las doscientas cincuenta páginas para que me plantee leerla. Las hay: buenas o magníficas, delirantes, enriquecedoras. Pero abundan más aquellas a las que unas tijeras les hubieran hecho gran servicio. Cosas mías, no se dejen influenciar.

En todo caso, aprovecho que he leído casi seguidas dos novelas cortas de Stefan Zweig —mejores que las largas, o eso me han dicho, pero aún no lo he comprobado— para comentarlas. Un 2×1 en toda regla: lean una reseña, llévense dos libros.

zweig 2x1

Novela de ajedrez de Zweig o cómo irse por todo lo alto.

Novela de ajedrez es la última novela que el escritor austriaco completó antes de su suicidio el 22 de febrero de 1942 y se trata, como poco, de una novela escrita de forma muy inteligente donde la forma es una excusa para abordar los abusos de la Gestapo a sus prisioneros.

En la novela, el narrador coincide en un viaje en barco desde Nueva York a Buenos Aires con Mirko Czentovic, un afamado campeón mundial de ajedrez que, sin embargo, muestra una completa falta de educación y maneras en cualquier otro campo que no sea el del juego de mesa y que resulta tosco, estúpido incluso. La ocasión propicia que varios de los pasajeros reten al campeón a enfrentarse a una partida simultánea sin que tengan capacidad alguna de vencer.

Sin embargo, la aparición en escena del señor B y sus consejos fuerzan al campeón a quedar en tablas, lo que le lleva a retar de nuevo al señor B a una partida de revancha.

Novela de ajedrez es, a simple vista, una historia un poco burda y sosa en la que varias personas de clase acomodada tratan de matar el tiempo en un viaje que duraba semanas. Sin embargo, bajo esa superficie hay una crítica feroz al nazismo y a los métodos de aislamiento que la Gestapo utilizaba para tratar de conseguir información de personalidades más relevantes de la sociedad. Una de esas personas es, precisamente, el Señor B. Aislado en la habitación de un hotel durante meses y casi llevado a la locura, encontrará en un libro de jugadas de ajedrez la salvación a su mente.

Pero además, Novela de ajedrez puede entenderse también como un análisis de la genialidad que no tiene que acompañar todas las áreas de la vida del genio. Quien deslumbra en la pintura, en la escritura o en el ajedrez, como es el caso, no tiene por qué ser un conversador sagaz o un hábil contendiente. Zweig contrapone así dos personalidades totalmente opuestas que se unen en un único aspecto: una mente frágil, sujeta a los vaivenes de la vanidad, del miedo o de la presión de terceros que no siempre sale indemne de los choques.

Por último, también se señala el efecto del aislamiento en la mente; en el caso del Señor B trata de huir del ajedrez como elemento que sabe le incitará en la locura; en el caso de Zweig, la huida de su tierra natal, a la que sabe que ya no volverá, es también una forma de aislamiento. Ya no volverá a sus raíces. Le duele y no  lo acepta y usa la literatura como expresión del dolor.

novela-de-ajedrez, stefan Zweig, acantilado

  • Título: Novela de ajedrez.
  • Autor: Stefan Zweig (traducción de Manuel Lobo)
  • Editorial: Acantilado. (Podéis encontrar más información sobre el libro aquí)
  • 96 páginas. 10,00 Euros (formato papel).

Miedo, una historia sobrecogedora

La segunda novela de Zweig de la que hablaré hoy es Miedo. Escrito casi treinta años antes que Novela de Ajedrez, demuestra un singular control de la psicología de los personajes.

Irene Wagner es una mujer de clase acomodada. Tras ocho años de matrimonio, se encuentra hastiada y decide ser la amante de un pianista de clase baja. Pero al poco tiempo otra mujer de clase obrera que afirma ser también amante del pianista, comienza a chantajearla.

Miedo es un descenso al abismo del terror más psicológico en el que el lector empatizará con la mujer. Es una historia que reconstruye el aspecto más psicológico de los temores. Además enfrenta a dos clases sociales aunque ese no sea el tema principal de la novela.

Explora también las consecuencias de la culpa y, de paso, ataca a la mujer que no sabe acomodarse en una situación a la vista acogedora y que aspira a algo que ni ella misma conoce: la aventura, la pasión, ese algo más que aquello a que obliga su condición. Miedo es, desde luego, una historia de su época. El análisis de Zweig, aunque preciso y llevado hasta las últimas consecuencias, no tendría cabida en la sociedad actual.

Miedo es una historia de nuevo simple en apariencia pero compleja en su análisis interno, sujeta a lecturas y apasionante en todo caso, que invita a releerla para comprobar que Stefan Zweig es un gran psicólogo del alma humana

miedo, stefan zweig, acantilado

  • Título: Miedo
  • Autor: Stefan Zweig (traducción de Roberto Bravo de la Carga)
  • Editorial: Acantilado. (Podéis encontrar más información sobre el libro aquí)
  • 144 páginas. 12,00 Euros (formato papel).
[yikes-mailchimp form=”1″ title=”1″ de