Prosa desternillante

Gómez es para el trabajo y sin el trabajo Gómez no es. Gómez enferma en casa. Gómez huele a oficina. Hay gente así de rara. Hay gente así de estúpida. Hay gente así de frustrada. Hay gente así de imbécil.

No esperéis otro tipo de lenguaje a lo largo de la novela. Bueno sí, encontraréis párrafos bastante más obscenos, pero hay cosas que no se pueden reproducir en este blog, no vaya a ser que Google me penalice o en la NSA salten todas las alarmas. Spam es directa, ágil y de rápida lectura. Siempre va al grano y genera una sensación de acción y movimiento aunque en realidad esté dándole vueltas al mismo concepto una y otra vez.

Spam es cruel y a la vez divertida. Ironiza sobre un entorno de trabajo que hoy es el más común, gobernado por los intereses económicos, donde el trabajador se siente oprimido, permanentemente vigilado por un superior inepto cuya única función es asegurar que los rodean sí hagan algo productivo. En ese sentido tiene cierta similitud con el Gran Hermano de George Orwell en 1984. Sin embargo, el lector no se identificará con el empleado eternamente sospechoso, al que se despide con razón o sin ella, todo por el bien común de la empresa. O tal vez sí que le coja cariño, pero también se verá reflejado a veces en el jefe de Recursos Humanos -aspirante a Director General-, Gómez. Mezquino, asocial, ermitaño, ególatra y aparentemente adicto al cibersexo, en el fondo es un personaje entrañable que da bastante pena, con su incapacidad para entender sentimientos como el amor y su necesidad de ver el mundo, pero a través de la pantalla de un ordenador. La novela es un guiño al lector, al que hace partícipe de las conclusiones de un narrador que se confunde en ocasiones con un colega de la cuadrilla, por la familiaridad con que le trata.

La pena es que el principio trepidante, rompedor, que impresiona por lo radical y divertido, no es capaz de mantener el entusiasmo a lo largo de su desarrollo, que el autor trata de solventar con un final bastante predecible. Tal vez le juegue en contra la extensión de la novela, que si bien no es demasiado larga, poco más de cien páginas, es tal vez demasiado para lo que se quiere contar.

Aun así es muy divertida y, con todas las diferencias evidentes entre ambas obras, me ha recordado un poco a Sin noticias de Gurb, de Eduardo Mendoza, sobre todo por la crítica encubierta de la sociedad que nos ha tocado vivir.

Me quedo con la idea, que dicho sea de paso no comparto, de que las TICs en lugar de resultar una ayuda deshumanizan, aíslan y permiten escudarse en el anonimato. Y sobre todo, con el párrafo que reproduzco al principio del post, esa imagen tan visual de la gente que sólo es su trabajo y nada más y que retrata tan bien al sufrido protagonista de la historia.

Sinopsis: Spam es una novela sobre una empresa en la que los empleados viven bajo el control absoluto y obsesivo del Jefe de Recursos Humanos. Un individuo cuyas pasiones secretas y enfermizas se alimentan a través de la Red, y que ocultan su incapacidad para relacionarse con los demás, salvo con una mujer a través de una webcam porno. Un hecho inesperado cambiará la vida de todos los miembros de la empresa, Jefe y trabajadores, hasta el punto de obsesionar al protagonista al verse destrozado su estructurado esquema vital.

Francisco Castro (Vigo, 1966) es escritor y editor. Desde muy joven ha publicado libros en gallego, algunos traducidos al castellano. Ha tocado prácticamente todos los géneros: el relato corto (A canción do náufrago), el libro erótico (Xeografías, y Río Leteo), la novela histórica (Memorial do infortunio), la vivencial (Xeración Perdida, premio Cartafol al mejor libro de narrativa en gallego, 2004) y la novela juvenil (Un bosque cheo de faias), entre otras obras. Atesora premios literarios de poesía (O Facho por Matar a Walt Whitman moitas veces), de novela (Lueiro Rey en 1997) y de periodismo (Reimóndez Portela en 1999). En el año 2005 ganó el premio Blanco Amor de Novela por Spam, que también ha sido traducida al italiano.

  • Título: Spam
  • Autor:  Francisco Castro
  • Editorial: De la traducción al castellano, Libros de Pizarra (podéis encontrar más información en el siguiente enlace)
  • Traductora: Eva Lozano
  • 124 páginas. 16,00 Euros.

Puedes comprar el libro aquí:

Spam_libros de pizarra