Hay libros que hacen mucha ilusión. En orden de mayor a menor:

  1. Los libros que hemos escrito nosotros. En esta categoría podemos incluir desde la redacción sobre nuestras vacaciones en tercero de primaria, el proyecto fin de carrera, aunque sea por elevar un poco el ánimo, hasta esa novela en la que hemos trabajado durante años.
  2. Los libros que ha escrito algún familiar o amigo muy cercano.
  3. Los libros que ha escrito algún conocido que nos cae bien.
  4. Los libros que ha escrito nuestro héroe literario particular. Si además nos ha firmado un ejemplar, sube unos cuantos puestos.
  5. Los libros que ha escrito el resto del mundo.
  6. Y por último, los libros que ha escrito algún conocido que nos cae mal.

El ejemplar que tengo entre las manos pertenece a la categoría número tres, lo que le da un valor muy especial. Es un libro de tapas duras forradas en tela azul oscuro, con una filigrana grabada con golpe seco y, como única señal de identidad, una ilustración de un conejo de mirada altiva que lleva un gorro con orejas de burro y tiene clavado un tenedor en el lomo. Doy la vuelta al libro y tampoco en la contraportada encuentro ninguna pista de su contenido. No es hasta que se me ocurre revisar el lomo, cuando aparece, grabado también en golpe seco con tinta blanca, el título del volumen: Ilustre Ruritania Ilustrada.

IlustreRuritaniaIlustradaÉsta es la carta de presentación del libro de relatos escrito por Santi Pérez Isasi e ilustrado por Ainize Santos. Conocí a Santi a través del blog de reseñas literarias Un libro al día, donde ejerce de co-coordinador –y también de crítico amable, en contraposición con alguno de sus compañeros más implacables–, y de ahí di el salto a su blog personal Como un libro abierto, repleto de relatos más o menos breves y de historias noveladas por capítulos. Ainize es quien ha aportado el espíritu a las historias de Santi, apoyándolas y, en muchos casos, ampliando aún más su imaginería, gracias a un estilo basado en el esoterismo y en los grabados de principios del siglo XX. Podéis ver parte de su trabajo en esta página.

¿Pero en realidad, tenía rey Ruritania? Es difícil decirlo con certeza. Los propios historiadores están divididos en dos grupos: los que no lo saben y a los que no les importa. Debemos por lo tanto recurrir, una vez más, a la conjetura, a la reconstrucción y, por qué no decirlo, a la invención pura y dura y madura (con perdón de la expresión).

De hecho, la idea del libro surgió a partir de las historias que Santi recopilaba en su blog sobre Ruritania y que ha completado con otras nuevas. Ruritania es un reino que está en… bueno, que está en alguna parte, poco más o menos entre Prusia y París, aunque no queda muy claro si este país existe o es una invención. La verdad es que nos da un poco lo mismo, mientras que podamos disfrutar de sus siempre curiosas circunstancias políticas, sociales, geográficas y económicas.

Curiosamente, y tal y como Santi explicó en la presentación del libro el pasado día 11 en Bilbao, Ruritania es una palabra que existe: es un reino imaginario en el centro de Europa, a menudo utilizado como escenario para las historias de intriga y el romance cuando se quiere describir un lugar genérico, sin mayores explicaciones. El palabro tiene su origen en los los tres libros del escritor inglés Anthony Hope Hawkins (1863 – 1933): El prisionero de Zenda (1894), El corazón de la princesa Osra (1896) y Rupert de Hentzau (1898).

Tanto es así que hay quien interpreta el nombre de Ruritania como R-uri-t-anny, que en lenguaje ruritano quiere decir «los que no son todos los demás», aunque lo más probable es que venga del árabe antiguo mezclado con el sánscrito, ar-urit-nik, que quiere decir «no vayas allí, por lo que más quieras en el mundo».

Ilustre Ruritania Ilustrada nos cuenta, en un lenguaje pomposo y pretendidamente serio, con frases en ocasiones inabarcables en su longitud, pero repleto de humor, a modo de Enciclopedia Ilustrada, algunos pasajes de la historia de tan insigne nación a lo largo de los siglos. Sin orden ni concierto vamos descubriendo el origen de su himno, el enfrentamiento que dio lugar a la Revolución Huérfana de 1899, los infructuosos esfuerzos del emperador austrohúngaro por delimitar las fronteras de la región…

IlustreRuritaniaIlustrada2Ruritania es un país de gentes bastas, poco aficionadas a la higiene personal, olvidadas por el resto del mundo y eternamente sumergidas en una época próxima al medievo. Hablan su propio idioma aunque éste se parece mucho a un batiburrillo de lenguas derivadas del latín con sus particularidades locales –por local se entiende que casi cada habitante del reino habla su propia lengua–, y alguna que otra palabra inventada.

Ilustre Ruritania Ilustrada es lo que podríamos definir como un “libro-joya”. No sólo su diseño exterior es muy cuidado, como he comentado antes, similar al aspecto de un volumen antiguo, sino que también su interior ha sido cuidado hasta el más mínimo detalle. Las ilustraciones de Ainize se intercalan en cualquier punto del relato y obligan a detenerse para disfrutar de todos y cada uno de los detalles que las componen; también encontramos otras ilustraciones mucho más pequeñas, esta vez en tinta azulona, que salpican márgenes y pies de página sin control, con lo que nunca sabes qué podrás encontrar al pasar la página. Además, y como un detalle cuando menos llamativo, el libro no tiene índice y puede leerse en el orden en que al lector más le convenga, interese o apetezca.

Como os he comentado, la presentación oficial del libro se celebró hace un par de semanas, en un ambiente muy relajado y familiar, donde los autores, junto con los editores Nerea Ayerbe y Jaime Cuenca, nos contaron los orígenes del libro, el empeño de ésos últimos por editarlo, cómo consiguieron que Ainize se embarcara en el proyecto, y también leyeron uno de los relatos: “El rey de Ruritania” (más arriba tenéis el primer párrafo del mismo)

IlustreRuritaniaIlustradaFirmado

No me cabe la menor duda de que Ilustre Ruritania Ilustrada os arrancará más de una sonrisa y os hará disfrutar el tiempo que dura su lectura, que no es mucho. La recomendaría también como lectura juvenil, aunque puede que exija alguna aclaración posterior. Claro que a ninguno nos vendrá mal repasar la biografía de Nietzche o Napoleón, entre otros.  En todo caso, yo ya me he quedado con ganas de descubrir más cosas de este hipnótico reino, así que espero con ansia una segunda parte.

¡Larga vida a Ruritania!

  • Título: Ilustre Ruritania Ilustrada
  • Autor: Santi Pérez Isasi (textos) y Ainize Santos (ilustraciones)
  • Editorial: Las ediciones bárbaras (más información del libro en la  página de la editorial)
  • 93 páginas. 15,00 Euros

Si quieres leer este libro, puedes conseguirlo clicando en la siguiente imagen:

ilustre ruritania ilustrada, santi perez de isasi