Vuelvo a repetir autor y vuelvo a repetir temática. En esta ocasión traigo al blog un nuevo libro de Neil Gaiman, de quien ya os hablara en El océano al final del camino. Este libro, Errores infalibles para (y por) el arte, no es una una novela gráfica, ni un relato, ni un guión, ni un ensayo, ni una novela, sino la transcripción del discurso que dio en mayo de 2012 con motivo de la graduación de los estudiantes de la Universidad de arte de Filadelfia. Me pongo a pensar en mi propia graduación y, no sé si sería por los nervios que no me dejaron concentrarme en nada, pero no recuerdo más que unas palabras del lehendakari de turno, que salió disparado nada más pronunciarlas, y un discurso del representante de los estudiantes del que, siento decirlo, no recuerdo ni el título. También tuvimos al coro de la universidad, pero para cuando empezaron a cantar la mitad del auditorio ya habíamos abandonado la sala. En resumen, que no contamos con ninguna figura relevante del campo de la ingeniería que nos alentase a encarar con fuerzas el futuro.

Neil Gaiman, quien por otra parte nunca cursó estudios universitarios y no parece muy afectado por ello, nos da una lección de coraje a la hora de enfrentar un futuro incierto, en esta ocasión centrado en aquellas personas que desarrollarán su actividad en alguna área artística, lo que no es óbice para que no se pueda aplicar a cualquier otra profesión.

En Errores infalibles para (y por) el arte, Gaiman hace un breve repaso de las lecciones que le han llevado hasta donde está y las transmite de forma brillante, con el toque justo de humor necesario para mantener la atención del auditorio, con frases cortas, concisas, yendo siempre al grano.

Su exposición se resume en cinco puntos fundamentales: no hacer caso de las normas establecidas para lograr los objetivos, no dejar pasar el tiempo sin intentar conseguir aquello que se sueña, aprender a superar el fracaso, que se dará con toda seguridad en algún momento de la carrera, cometer errores y aprender todo lo que se pueda de ellos y, por último, no intentar copiar a los demás, sino hacer las cosas de una forma personal y única.

Aunque suene un poco a uno de esos mensajes positivistas sin trasfondo, Gaiman lo inunda con su experiencia personal, pero también deja en última instancia un hueco abierto a un factor que en este tipo de frases suelen quedar olvidados: la suerte.

De entre los puntos que menciona, uno de los más destacados es el elogio que hace a los freelancers, a sus puntos fuertes pero también a las sombras que acechan a su alrededor, como el miedo a no cobrar, a no caer bien a los clientes….

Otro aspecto muy interesante del discurso está relacionado con el surgimiento de las nuevas tecnologías. Como ya comenté en su momento, Neil Gaiman es un fuerte defensor de las redes sociales, blogs y demás, además de participar en ellas de forma muy activa. Defiende la ignorancia que existe en este momento sobre los medios que los artistas, escultores, escritores… utilizarán en breve como vías de difusión y reflexiona sobre lo interesante que es esta falta de definición, que permite a cada cual decidir cuál es el camino escogido para transitarlo con su trabajo a cuestas.

Las fórmulas, los modelos, los mecanismos convenidos para sacar nuestro trabajo a la luz y vivir de él, todo eso se está desmoronando. […] YouTube o la Red (y lo que venga después de YouTube y la Red) os pueden dar más audiencia de la que nunca ha tenido la televisión. Las viejas reglas se agrietan y nadie sabe cuáles son las nuevas. Así que estableced vuestras propias reglas.

No voy a dejar pasar la oportunidad de esta reseña sin hablar del diseño del libro. Si ya cuando hablé de Esto es agua, el discurso de David Foster Wallace, me pareció un acierto el riesgo que había tomado la editorial a la hora de diseñar y maquetar, aquí podemos encontrar lo mismo multiplicado por cien. En este caso, los artífices del diseño son el estudio Atlas, de Palma de Mallorca.

El libro no tiene normas: el texto puede estar impreso en cualquier sentido, vertical u horizontal, o incluso en diagonal. Hay páginas que sólo contienen ocho palabras y otras que incluyen un ciento. No hay un tamaño de fuente determinado. Se usan, sin razón de ser, negritas o cursivas. Hay páginas que incluyen recuadros y otras que están rayadas, como un cuaderno escolar. El texto puede ser negro, blanco o rojizo, del mismo tono que la cubierta del libro y que todos y cada uno de los cantos de las páginas, como si de un misal o biblia se tratara.

Y esta originalidad es estupenda porque refleja y enfatiza aún más el propio discurso de Neil Gaiman, la idea de hacer vuestro propio arte, con vuestra propia voz, sin distinguir entre lo posible y lo imposible, sin atender a las normas básicas de edición. No considero que encaje necesariamente en el concepto de libro de arte, ni tampoco en el de coffee table book, pero tampoco le hace falta. Es un placer poder pasar cada página sin saber qué te vas a encontrar en la siguiente, le añade emoción a la lectura. Algunos ejemplos:

Errores infalibles para (y por) el arte pag. 1 Errores infalibles para (y por) el arte pag. 3

Pero en el caso de que no te agrade o te resulte incómodo para seguir el mensaje, al final del libro se puede encontrar de nuevo el discurso, esta vez en un formato tradicional. Ocupa tan sólo cinco folios, así que os podéis hacer una idea del poco tiempo que os llevará leer el libro.

En el libro también se incluye el enlace al vídeo que os muestro a continuación y que no es otra cosa que el discurso de la propia voz de Neil Gaiman. Por supuesto, está en inglés.

Neil Gaiman Addresses the University of the Arts Class of 2012 from The University of the Arts (Phl) on Vimeo.

Para terminar, haced caso de lo que os sugiere Neil Gaiman. Yo misma me aplicaré el cuento todo lo posible:

HACED BUEN ARTE

Errores infalibles para (y por) el arte pag. 2

  • Título: Errores infalibles para (y por) el arte
  • Autor: Neil Gaiman (traducción de Bernardo Domínguez Reyes)
  • Editorial: Malpaso (más información del libro en la  página de la editorial)
  • Diseño de la edición: Atlas
  • 80 páginas. 14,50 Euros

Si quieres leer este libro, puedes conseguirlo clicando en la imagen:

errores infalibles para y por el arte, neil gaiman