Tezuka fue fruto de la serendipia. Conocí su obra en una de esas ocasiones en que quieres llevarte a casa una novela gráfica, cómic o historieta, y no sabes qué elegir. Por suerte, ahí está el encargado que conoce tus gustos mejor que tú mismo y te dice: “Llévate Adolf, no te arrepentirás”. Y así fue como descubrí a Osamu Tezuka. Nada más terminar la novela supe que leería todas y cada una de sus obras, editadas o por editar. Tal vez no hubiera sucedido de tropezar con otros relatos de manga infantil, pero tuve la suerte de dar de lleno con la reedición en 2010 de la que creo que es su mejor obra. Así que cuando vi El libro de los insectos humanos en la sección de novedades, no pude más que llevármelo a casa.

El libro de los insectos humanos es una obra coral, que reflexiona sobre la capacidad de los seres humanos para adaptarnos a la sociedad, mimetizarnos en lo que queremos ser o lo que los demás esperan que seamos. Sicarios anarquistas, empresarios sin escrúpulos, directores teatrales, periodistas… todos bailan al son de Toshiko Tomura, una joven que a veces despierta ternura y otras la incredulidad. Toshiko devora todo a su paso para alcanzar algo que tal vez ni siquiera existe y que desde luego no sabe definir, pero aún así no ceja en su búsqueda. Es un parásito, una sanguijuela sin empatía por los sentimientos ajenos. No conoce normas ni límites morales, y en muchos momentos llego a dudar que tenga ningún sentimiento propio, más allá del egoísmo que la empuja a seguir avanzando, metamorfoseándose en uno y otro personaje, cambiando sin cesar sus habilidades, su personalidad, pero sin sentirse ligada ni entender a las personas que suplanta.

La historia avanza sin descanso, sin dejar nada al azar. Absorbe sin necesidad de recurrir a trucos literarios para mantener enganchado al lector. Sin tener la brillantez de Adolf, es una novela muy recomendable.

Sinopsis: Toshiko Tomura está considerada como un genio, un moderno Da Vinci. Con poco más de 20 años, es una actriz de renombre internacional, futura arquitecta, y está a punto de recibir el premio literario más importante de Japón. Sus actividades se reflejan en los titulares de los periódicos e inspiran programas de radio y televisión. Pero ese genio y ese rostro angelical esconden un pasado turbio y una personalidad inquietante, la de una peligrosa mariposa en perpetua metamorfosis.

Osamu Tezuka (Osaka, 3 de noviembre de 1928 – 9 de febrero de 1989) fue un dibujante de historietas y animador japonés, al que se llama el “dios del manga” (manga no kamisama), debido a la calidad de su prolífica producción y a la influencia de sus técnicas. Entre sus títulos destacan creaciones como Astroboy (EDT, 2003-2008), Fénix (Planeta DeAgostini, 2013), Buda (Planeta DeAgostini, 2002-2003) y Adolf (Planeta DeAgostini, 2010).

Podéis encontrar más información sobre el autor y su obra en la página oficial de fans (en inglés).

  • Título: El libro de los insectos humanos
  • Autor: Osamu Tezuka
  • Editorial: Astiberri Ediciones (podéis encontrar más información en el siguiente enlace)
  • B/N. 368 páginas. 23 Euros.
  • Puedes comprar el libro aquí:

El libro de los insectos humanos