Iñaki Uriarte nació en Nueva York (1946), es de San Sebastián y vive en Bilbao. Con una presentación tan sucinta se nos resume la vida de este autor que publicó su primer libro, el primer volumen de su diario a los 64 años. Y con el tercer volumen, que resume los años 2008 a 2010 se cierra esta trilogía de pensamientos, recuerdos y citas.

Iñaki Uriarte se jacta de no haber hecho nada, o casi nada, en su vida. Ajeno al mundo laboral, algo de lo que está orgulloso pero que no grita a los cuatro vientos por no herir demasiadas sensibilidades, sus memorias se deslizan entre citas de grandes de la literatura, que toma prestadas para reflejar sus propios estados de ánimo. Para cada situación una cita y para cada cita cientos de situaciones que  se ajustan a ella. De vez en cuando se cuelan entre las páginas viajes a uno u otro lugar —cada vez más provocados por el fallecimiento de allegados y conocidos, como ordena el paso implacable del tiempo— y también caben los momentos de asueto con nuestro ya conocido Borges, gato esquivo y casi siempre ausente ante las visitas.

Ayer votamos y en la mesa se hicieron un lío con mi nombre. Me pasa siempre. Uno de los interventores leyó en voz alta en sus listas: “¡Ignacio Uriarte!”, y otro, de acento más vasco, le hizo eco con un: “¡Iñaki Uriarte!”. “¡Ignatius Uriarte!”, tendría que haber zanjado yo. Porque así es como me llamo de verdad. EL cura de la iglesia de Nueva York donde me bautizaron le dijo a ama: “¿Pero cómo va a ponerle usted a su hijo un nombre tan feo?”

Iñaki Uriarte no trae nada nuevo a este tercer volumen. Quienes ya habíamos leído los dos anteriores, nos hemos reencontrado con cariño con sus palabras, pero también hemos echado de menos la frescura y sorpresa del primer tomo. Ahora sus expresiones se vuelven más cotidianas a nuestros ojos, más cercanas por conocidas y tal vez por ello pierden algo del encanto inicial, todo más que son reflexiones más recientes y, en un diario, es precisamente el paso del tiempo el que inculca distancia y relevancia a su contenido.

El potencial lector no encontrará aquí un diario al uso, plagado de fechas seguidas de una retahíla o listado de eventos sucedidos en ese día. Es más: la mayor parte de las entradas podrían haber pertenecido a ese año, como podrían haberse encuadrado en cualquiera de los veinte años precedentes. Es la memoria de Uriarte quien salta en un determinado instante y revela algo que ya estaba allí. Sí es cierto que este libro revela algunos cambios en la vida del autor motivados por la publicación de los volúmenes anteriores y nos permite acompañarle en su éxito y ver las reacciones de quienes ahí aparecen reflejados a través de sus ojos, pero también introduce en el lector la duda de si no estará más editado, si no habrá recortado más de la cuenta precisamente por el éxito de los precedentes, si no habrá más miedo en un hombre que se refleja a sí mismo como alguien de gustos sencillos, cotidianos, social en su justa medida, solitario cuando lo desea, amigo de las frases cortas y lapidarias, en ocasiones discutibles, que muestra siempre un toque de ironía que roza, no siempre con sutileza, el humor más negro.

Las pequeñas cosas de la vida. La pequeña molestia en la rodilla al darme la vuelta en la cama, el pequeño catarro que no acaba de irse, el pequeño sonido de la fuga de agua que llega desde el cuarto de baño, el pequeño agravio de X esta mañana, que persiste en la memoria, el pequeño mosquito que zumba en la habitación, la pequeña picadura del mosquito en el hombre, el pequeño picor de la picadura, la pequeña pastilla que voy a tomar ahora mismo para olvidarme de las pequeñas cosas de la vida. 

Los Diarios de Iñaki Uriarte cuentan todo y al mismo tiempo no cuentan nada: tan sólo la vida de un hombre, como cualquier otra autobiografía, con la diferencia de que tal vez este hombre no sea tan importante para la historia de la humanidad como lo han sido otros que él mismo menciona. Pero aún así tiene la habilidad de mostrar cada instante como algo de especial trascendencia, único e irrepetible, que el lector no podrá lamentar haber leído.

  • Título: Diarios (Tercer volumen: 2008 – 2010)
  • Autor: Iñaki Uriarte
  • Editorial: Pepitas de calabaza (más información del libro en la  página de la editorial)
  • 128 páginas. 14,00 Euros

Si quieres leer este libro, puedes conseguirlo clicando en la imagen:

diarios, tercer volumen, iñaki uriarte