La vista se posa en la portada de Carter y es difícil apartarla. La visión de Michael Caine, actor con una imagen que se balancea entre el dandy perezoso y holgazán que acata la ley del mínimo esfuerzo y el pícaro de sonrisa aviesa que sabe cómo ejercer su atractivo, con fusil en mano, hace irresistible llevarse la novela de Ted Lewis (Manchester 1940 – Londres, 1982) editada por Sajalín a casa.

La imagen de portada no es casual. Michael Caine interpretó al sicario británico a sueldo Jack Carter en la adaptación de esta novela en 1971 —traducida con el insulso título de Asesino implacable y dirigida por Mike Hodges—. No sería la única adaptación, pues en el año 2000 se produce un remake con Sylvester Stallone como protagonista y donde la acción se traslada de la vieja Inglaterra a los modernos Estados Unidos, y en 1972 hubo una tercera adaptación con Bernie Casey como protagonista y más orientada al blaxploitation.

Y es que es difícil esquivar la atracción que ejerce este hombre, Jack Carter, que protagonizó una trilogía a cargo de Lewis: Jack’s Return Home (1969), Jack Carter’s Law (1974) y Jack Carter and the Mafia Pigeon (1977). Sajalín edita en mayo de este año la primera de ellas, reduciendo su título simplemente a Carter, y como lector espero que los resultados hayan sido lo suficientemente buenos como para que se disponga a hacer lo mismo con las dos restantes.

Ted-Lewis-on-the-set-of-Get-Carter-1971

Ted Lewis en el set de rodaje de Get Carter

Ted Lewis muestra en sus novelas un mundo que es aquel en el que vivió y que le llevó a una muerte muy temprana, a los cuarenta y dos años, a causa de su adicción al alcohol. Se le considera una precursor de la novela negra contemporánea en Gran Bretaña —novela criminal diría yo—, donde todo es oscuro y no hay salvación para nadie, los escenarios están dominados por bares de mala muerte, tugurios, salas de ocio nocturno… donde los crimininales, asesinos o simples pícaros campan a sus anchas, la policía está en su mayoría a sueldo de los grandes capos y estos viven rodeados de un lujo que contrasta con la pobreza de sus empleados.

Carter arranca con la vuelta a su casa natal de un sicario a sueldo de dos mafiosos reconocido en los ambientes de la city londinense. Vuelve para el funeral de su hermano y para hacerse cargo de alguna forma de su sobrina adolescente. Algo en la muerte de su hermano no cuadra con la imagen que tiene de él: al parecer se ha suicidado borracho estrellando su coche, pero Jack Carter está seguro de que hay algo turbio en ello. A partir de ese momento empieza una semana cada vez más sumergida en la violencia que se incrementa página a página, hasta alcanzar su máximo esplendor en las páginas finales.

Ted Lewis no se limita a contar una historia criminal: también destaca su visión de una ciudad pequeña que ha crecido en torno a la industria pesada, a la manera en que crecían los pueblos estadounidenses junto al trazado de tren o las minas de oro y, de forma similar, estos núcleos atraen el lado oscuro del ser humano como la luz las polillas. Lewis describe en Carter un puñado de personajes que, en su intento de alcanzar una vida digna —o lo que entienden por digno— se sumergen más en actividades que son la antítesis directa de esa dignidad. Pero aún ahí hay escalas: desde la mujer que se limita a alquilar habitaciones en su casa sin mirar bien a quién, pasando por trapicheadores, estafadores de poca monta, prostitutas o acompañantes… hasta llegar a los altos estratos del crimen: mafiosos con redes organizadas que incluyen en su plantilla a asesinos y matones a sueldo, salas de juego ilegal, vídeos pornográficos, drogas, alcohol… Son los suyos, empezando por Jack Carter, personajes agotados, habituados a sus actividades pero que ya no encuentran interés alguno y actúan movidos por la inercia.

En Carter la acción se desarrolla más a golpe de diálogo barrio bajero que de descripciones profusas de la acción, siguiendo la línea de la novela más clásica, con una narración sencilla pero muy efectiva.

  • Título: Carter
  • Autor: Ted Lewis (traducción de Damià Alou)
  • Editorial: Sajalín. Colección Al margen (podéis leer más información sobre el libro aquí y puedes leer el comienzo del libro aquí)
  • 269 páginas. 20,00 Euros (formato papel)
  • Puedes conseguir el libro clicando en la siguiente imagen:

carter, ted lewis, portada

 

¿Has leído Carter? ¿Te gusta la novela criminal? ¿Recomendarías, si has leído alguno, libros de la editorial Sajalín? Tienes los comentarios a tu disposición.