No sé por qué, pero yo creía que el título de este libro iba a ser “La risa de la hiena“. A lo mejor entendí mal. Y al final se ha quedado en “La sonrisa de la hiena“. La diferencia es sutil pero relevante. ¿Significa eso que no somos tan graciosos como pensábamos? ¿Que en lugar de carcajadas sólo hemos sido capaces de despertar insulsas sonrisitas? ¿Una tímida risilla a lo sumo? A lo mejor es que los vascos no somos tan graciosos como nos creemos -sí, nos creemos graciosos, a nuestra manera-. O sí somos graciosos pero sólo nos entendemos los chistes entre nosotros, cosa que bien puede suceder, aunque lo dudo, a la vista del éxito de cierta película española este año.

Estoy convencida de que los veinte autores que participamos en este libro lo hemos intentado. Con todas nuestras ganas. Yo he dividido mi mente en infinitas parcelas, he puesto a un tipo de lector en cada una de ellas, expectante, les he leído mi historia y se han reido todos. Bueno, todos no. El hipster con auriculares XXL creo que ni me llegó a oir.

En fin, todo esto es sólo para contaros que la Editorial Verbum acaba de publicar “La sonrisa de la hiena“, una recopilación de veinte relatos de otros tantos autores vascos, algunos novatos, otros despuntando y seguro que también hay grandes promesas de la literatura, que hemos intentado despertar una sonrisa a los que os animéis a visitar nuestras historias. Ahí estamos, cada uno con nuestro sentido del humor particular:

Libe de las Fuentes, Ana E. Arenaza, Taicha Peñín Jiménez, Pilar Pallarés, Teresa Uriarte, Sol Aguirre, Andoni Abenójar, Patricia Millán, Arantzazu Etaio, Carmen Flores, Fernanda Ajuria, Lorena Bravo, Arantza Gorordo, Lola López de Lacalle, Elena Fernández, Javier Ortiz de Cosca, Conchi Plaza, Ángeles González, Juan Zubillaga, José Antonio Rousse.

La portada del libro es de Beñat Olea, ilustrador de la imagen de mi nuevo blog (sí, ya casi está, lo prometo) de quien os hable en esta entrada y ha sido editado por Álex Oviedo.

¿Qué vais a encontar en el libro? Pues como bien describe Álex en la contraportada, en esta antología encontrareis niños que creen conocer a Catwoman, adultos que se ven obligados a jugar al ajedrez aunque no conozcan sus reglas, alcaldes que tienen que evitar el ridículo de haber perdido una de las obras más reconocibles de Miguel Ángel, niñas que quieren imitar a Caperucita Roja, jueces enfrentados verbalmente a reos descarados, dueños de un taller que no saben qué hacer con las cenizas de su mascota muerta, hombres feos hasta el extremo que tienen que buscar la manera de relacionarse con una mujer…

Mi pequeña aportación es el relato titulado “Un velatorio interactivo”. Desde ya me disculpo si te ofende o te indigna, pero tengo muchas esperanzas puestas en que lo entiendas y te encante.

Y para terminar por hoy, comentaros que el próximo jueves, 16 de octubre, se presentará el libro en Bilbao. Más bien “presentaremos”, porque me ha tocado poner la cara, junto a mi compañera Libe de las Fuentes -no dejéis de leer su relato Catwoman, es el que abre el libro y es genial- y a Álex Oviedo, a quien dejaremos el peso de la presentación, ya que está curtido en estas lides. Por mi parte, si consigo no balbucear me daré por satisfecha. Por supuesto, también estarán por ahí la mayoría de los autores, pero subir a veintiun personas al escenario nos parecía excesivo.

Si os apetece, podréis comprar el libro en la presentación, aunque también está disponible en la web de la editorial, tanto en formato de ebook como en papel, y la mayoría de las librerías podréis pedirlo.

Me encantará sentirme arropada por vosotros si os decidís o podéis acercaros.

No haré reseña del libro en en blog, no me parecería correcto, pero si me gustaría conocer vuestra opinión si lo leéis. Y el resto de autores seguro que también os la agradecen.

lasonrisadelahiena