Bienvenidos a The fantastic flying books of Mr. Morris Lessmore, un corto de animación que, en apenas quince minutos, hará las delicias de los lectores apasionados del mundo —e incluso de los que no lo son—.

Esta historia fue la ganadora del Óscar al mejor cortometraje de animación en el año 2011. Dirigido por William Joyce y Brandon Oldenburg, nos cuenta la historia de Morris Lessmore, un hombre de Nueva Orleans que disfruta leyendo y escribiendo en un balcón cuando, de repente, un tornado lo arrasa todo y deja su cuaderno vacío de letras. Morris aterriza en un mundo en blanco y negro, sumido en la tristeza, y vaga perdido hasta que encuentra a una mujer que vuela arrastrada por un grupo de libros que aletean sus cubiertas como si de pájaros se tratara. Ella le regala uno de sus libros, que tiene a Humpty Dumpty por protagonista, y este le guía hasta una casa llena de libros voladores, donde redescubrirá su amor por la literatura.

The fantastic flying books of Mr. Morris Lessmore —Los increíbles libros voladores del Señor Morris Lessmore— es un cortometraje lleno de amor por la creación literaria, por descubrir que el mundo sin palabras es triste y vacío y carece de ese “algo” que da color y llena la existencia. También es un homenaje a algunas obras clásicas —el tornado inicial y el paso de color a blanco y negro recuerdan, aunque sea a la inversa, a El mago de Oz— y un recordatorio de que los libros son, a fin de cuentas, la vida de una persona trasladada al papel, de forma más o menos literal, friccionada o no, y es el legado que dejamos a los que llegan por detrás ávidos de conocer nuevos mundos y experiencias.

Tomaos un descanso de un cuarto de hora para disfrutar de este relato mágico y, si tenéis pequeños en casa, seguro que también lo pasarán genial en este mundo lleno de libros que vuelan, buscan y encuentran a sus destinatarios.

¿Conocías este cortometraje? ¿Lo has descubierto ahora por vez primera? ¿También te ha parecido mágico?