Segunda semana del reto de los 30 libros. Aquí van mis obras seleccionadas:

Día 10: Un libro que te recuerde a un suceso concreto de tu vida

10520422_10203769142046478_3671905920895223864_n

Este libro me lo regaló su autor, Francisco Castro. Se titula Me llamaba Simbad (Chamadame Simbad en original en gallego). Ha sido un rencuentro con la literatura infantil, que llevaba bastante tiempo apartada de mi listas de lectura. Es un libro precioso que habla de una enfermedad odiosa: El alzehimer. Creo que el acercamiento que plantea para los niños es de una gran sensibilidad.

Día 11: Un libro del que has memorizado fragmentos

10520422_10203769142046478_3671905920895223864_n

¿De verdad puede haber alguien que no haya leído nunca una tira de Mafalda, de Quino? Yo podría explicar de memoria varias decenas, tal vez incluso una centena o más. Y pase el tiempo que pase, siempre encuentro algún suces actual que se ajusta como un guante a alguna de esas tiras. No puedo menos que dejar de asombrarme.

Día 12: Un libro cuyo protagonista te gustaría que existiese

9788467828900

Esta categoría no la tengo tan clara. Podría haber escogido muchos, pero me voy a quedar con Drácula, de Bram Stoker. Es un personaje que a pesar de no ser realmente el protagonista del libro, tiene un presencia y un carisma que le hacen destacar por encima de los demás personajes. Es el Morgan Freeman de la literatura. Yo tengo una edición de bolsillo por casa, que está casi descolada por el número de páginas del libro y las veces que lo he leído, pero he encontrado en internet esta portada de una edición ilustrada de Beatriz Martín Vidal que me ha puesto los colmillos largos. A ver si la localizo.

Día 13: Un libro basado en un hecho real

9788433972996

Esta es muy fácil. Me quedo con A sangre fría, de Truman Capote. Porque me gusta todo de este libro. Para empezar, narra algo que sucedió… ¿dónde? Pues en Kansas, en una zona rural de Estados Unidos. Por ese lado ya me ha ganado. Pero es que además su lectura me resultó irresistible, no podía dejar de leer a pesar de saber cómo terminaba. Después he leído Desayuno en Tiffany’s y también me enamoró, así que me tocará ampliar mis conocimientos sobre este autor.

Día 14: Un libro que no llegaste a entender del todo

anag_scriptorium.qxd

Para esta sección, Viajes por el Scriptorium de Paul Auster. Wikipedia lo describe como “literatura metaliteraria”. No es que no me gustara cómo está escrito, es que llegué al final sin entender mucho de qué iba la cosa. A lo mejor lo leí demasiado pronto, o no presté la atención debida o no era mi momento. La verdad es que me frenó un poco y no he leído hasta el momento nada más del escritor. ¿Me recomendaríais algo? Siempre hay que dar segundas oportunidades.

Día 15: Un libro de adulto que leíste de niño

petit-prince

Otra categoría en la que me voy a decantar por un libro sencillo: El principito, de Antoine de Saint-Exupéry. Creo que es el libro de las mil interpretaciones: dependiendo de en qué momento lo leas ves cosas que se te habían pasado por alto o das un significado nuevo a párrafos que te habían parecido irrelevantes. Hace unas semanas, en el mercadillo de 2 de mayo de Bilbao me hice con un ejemplar en francés. Espero que mis conocimientos del idioma no estén tan oxidados como para no poder disfrutarlo.

Día 16: El próximo que vas a empezar

índice

Pues he decidido que, de entre la enorme, infinita e irreductible montaña de libros que andan por casa pendientes de ser leídos, voy a escoger Sueño del origen, de Eloy Sánchez Rosillo. Es el primer libro de poesía que leo desde el instituto. Así que no espero poder valorarlo como se merece, pero al menos sí disfrutarlo. Ya os contaré qué tal en el blog, si no me arrepiento.

Espero que os haya gustado mi listado. El próximo domingo, más y mejor. De momento os dejo con mis estadísticas de esta semana del reto NaNoWriMo:

Captura de pantalla 2014-11-16 a las 22.09.21