Estamos a poco más de una semana de ceder al consumismo navideño (si sois seguidores de Papá Noel o del Olentzero; si vuestro corazón está con los Reyes Magos, entonces os tocará esperar casi un mes), y he pensado que es un buen momento para revisar qué le gustaría a un lector empedernido. Así que aquí va una lista de ideas que me han encantado y que, quizás, a vosotros también os gusten y podáis incluirlas en vuestras cartas de «niños buenos»:

Estanterías

¿Qué lector no necesita más estanterías? Nunca hay suficiente espacio para guardar todos los libros que tenemos o que querríamos tener. Aunque mi biblioteca es más bien pequeña, me encanta rebuscar entre las opciones para aprovechar mejor el espacio y además, darle un poco de estilo. La mayoría de las que encuentro no caben en mi piso, las cosas como son, pero se puede soñar, ¿no?

Entre las que he encontrado, estas dos son de las más originales (me gusta sobre todo la versión librería-nevera):

Y como ahora leo bastantes libros ilustrados infantiles por trabajo (y cada vez más por placer, estoy redescubriendo una literatura que tenía olvidada), se me hacen más atractivos estos modelos de estantería – escaparate. Sobre todo porque ocupan muy poco espacio y dejan a la vista las portadas y las ilustraciones:

estantería infantil

Marcapáginas

Admito que muchas veces marco las páginas con lo que tengo a mano. El mal menor es cuando uso la parte interna de la cubierta para señalar la página; el peor caso es cuando doblo las esquinas porque no hay nada más apropiado. Lo raro es que tengo una colección bonita de marcapáginas que acaban en el olvido en un cajón o que pasan a formar parte de la biblioteca, perdidos en algún ejemplar que no revisaré hasta, como mínimo, el día que haga revisión, reorganización y limpieza de libros.

Aún así, se me van los ojos cada vez que paso por alguna papelería. Algunos de los que más me gustan:

Los marcapáginas de Legami los podréis encontrar en casi cualquier gran superficie con sección de papelería o librería. No son nada del otro mundo en cuanto a calidad o diseño pero… ¡Tienen goma! Sí, parece una tontería pero tengo algunos mucho más bonitos que se salen del libro cuando lo llevo de un lado a otro y no sirven para nada. Al menos estos se mantienen en el lugar.

legami, marcapáginas, regalos

Sí, muchos de ellos tienen mensajes edulcorados. ¡Pero son pandas!

Punk Brocoli es un perfil que podéis encontrar en instagram que fabrica marcapáginas magnéticos con diseños muy animados y actuales. Desde reivindicaciones feministas, pasando por vuestras sagas favoritas (como los dedicados a Harry Potter) u otros más relacionados con la estación del año. Es muy complicado decidirse por uno.

Marcapáginas magnéticos. Fuente: Punk Brocoli

Marcapáginas magnéticos. Fuente: Punk Brocoli

Para terminar con esta sección, estos marcapáginas de Olena, una ucraniana que os ofrece la oportunidad de aplastar entre las páginas de un libro a Edgar Allan Poe, Sherlock Holmes o el mismísimo Papá Noel, dadas la fechas. Sí, son piernas que asoman por entre las hojas, y me parecen muy originales. En su tienda en Etsy tenéis un montón de modelos para elegir.

llena, etsy, marcapáginasllena, etsy, marcapáginas

Pon un poco de tecnología en tu lectura

Si, como yo, soléis tomar notas de las citas y párrafos que más os han gustado en vuestras lecturas, hay un par de soluciones para que el proceso sea más rápido. Yo suelo tomar fotos en el momento de la página, porque es la forma que menos tiempo me roba y no me distrae de la lectura, pero luego me encuentro con el problema de trasladar esta fotografía a otro formato más «usadle».

Por un lado, puedes descargarte una aplicación para el móvil que reconozca el texto, lo almacene y te permita compartir en redes citas de libros. He probado en alguna ocasión Quotle. No es perfecta, porque te obliga a revisar el texto y corregir lo que no haya trasladado bien, y además las opciones para personalizar el mensaje son limitadas, pero es fácil de usar y, en general, es útil. Pero por si esta no os gusta, en este artículo tenéis otras cinco opciones más.

Si queréis algo más centrado en escanear y no necesariamente en compartir, el último objeto que me ha llamado la atención es este escáner portátil en forma de lapicero que además, interpreta el texto y lo traslada a un formato editable. scanner lápiz

Organízate… con libros

Otra buena opción es ir preparando tu agenda para 2019. Esto, claro está, si eres aficionado a tener una agenda en papel (yo llevo varias, así que es un detalle perfecto para mí). Entre las que más me gustan están la de Alba, la de Austral y, mi favorita por el diseño, la de Blackie Books, que es la que finalmente he comprado para empezar el año con mi planificación bien estructurada. Todas incluyen efemérides literarias y citas de autores de sus catálogos.

agenda alba agenda austral

Agenda-Blackie-Books-2019_3D

Y libros, claro

Para terminar, no podía dejar pasar la oportunidad de recomendar algunos libros que yo me compraría a modo de capricho

Por supuesto, la sexta edición de Del Enebro, de Jekyll&Jill que se publica este mes. Mucho más que un libro, es una joya: cada detalle, la selección del papel, las ilustraciones de Alejandra Acosta, las tintas, el taumatropo que lo acompaña… es una auténtica delicia. Ya hablé en su momento de la quinta   edición, que es la que yo tengo, pero no descarto hacerme con la nueva porque incluirá nuevas ilustraciones y detalles.

delenebrocover

De la editorial Páginas de espuma, cualquiera de las recopilaciones de relatos breves de autores clásicos. Se salen de mi presupuesto habitual (y a pesar de su calidad editorial, sigo odiando la textura de sus cubierta) pero merecen la pena. ¿Cuál escogería yo? Pues, sin dudarlo, la edición de relatos de Edith Wharton, tal vez los de Bram Stoker (por su traducción de Jon Bilbao) aunque acabe de leer dos antologías suyas y muchos de los relatos se solapan,o también los de Henry James. Pero hay para elegir.

wharton cuentos completos paginas de espuma henry james cuentos completos paginas de espuma bram stoker cuentos completos paginas de espuma

La editorial Malpaso acaba de sacar unos packs de tres libros temáticos para todos los gustos y, como regalo pueden funcionar todos muy bien. ¿Mi favorito? El de grandes autores o el de historias duras.

ANUNCIO-PAGINA-WEB-MALPASO-2

Para los más jóvenes, me encantan estas dos propuestas de la editorial Maeva: Villanos, un álbum ilustrado lleno de secretos para saber todo lo necesario de brujas, ogros y lobos (a partir de seis años); y Colorama, un álbum que hace un repaso por todos los colores y nos cuenta historias sobre ellos. Este último está pensado a partir de ocho años, pero cualquier ilustrador, dibujante o persona dedicada al diseño lo va a disfrutar (y el resto, también).

Y del catálogo de Barbara Fiore sabéis que me lo llevaría todo, pero voy a escoger Cigarra, la última historia publicada de Shaun Tan, y Zenobia, un cómic que ilustrará a los jóvenes sobre los horrores de la guerra.

Con todo esto espero haberos dado algunas ideas para regalar (o para regalaros a vosotros mismos).

¿Qué añadiríais a la lista?

Foto de portada: Antonio Castagna (licencia Atribución Creative Commons 2.0)