NosAutopublicamos2

Jose Antonio Muñoz. En la foto de detrás, Jordi Sierra i Fabra, manteniendo una videoconferencia con los lectores de El País en su edición catalana. Foto: Patricia Millán

Continúo con la reseña que comencé la semana pasada sobre la jornada “El autor en el nuevo mundo de la edición“, organizada por la Asociación de Escritores de Euskadi (AEE/EIE). Puedes leer la primera parte aquí.

Después de comer, llegaron los talleres. El primero corrió a cargo de José Antonio Muñoz, periodista cultural especializado en libros y editor de la revista digital ‘Viaje a Ítaca’, y llevó por título “Cómo y dónde vender mi libro“.

Para empezar, hizo un resumen de los puntos de venta de libros autopublicados, desde las librerías (ámbito muy limitado a las editoriales tradicionales), pasando por Amazon (que permite estrategias como ofrecer el libro gratis durante un periodo de tiempo), buckock y Lulu (servicios de edición y venta, pero no tienen promoción), 24Symbols (plataforma de suscripción de tarifa plana), Casa del libro, etc. A este respecto, comentó que una plataforma muy interesante y en general mal utilizada es el blog o web del propio autor.

La presencia de los libros en las mesas de destacados de las librerías es muy limitada. El tiempo medio de permanencia es de unos siete días, salvo que esté funcionando muy bien, hay descartes a diario y los grandes grupos editoriales copan el espacio. En épocas de muchos lanzamientos, como pueden ser las Ferias de libros, hay títulos que no llegan a salir de las cajas y se devuelven a los distribuidores.

Marcó una serie de puntos a tener en cuenta para vender el libro en internet, que de forma muy resumida serían:

  1. Desarrollar una estrategia previa a corto (lanzamiento), medio (mantener RR.SS. y lectores) y largo plazo (seguimiento de la información que se genera y que puede tener relación con la obra). Buscar herramientas que permitan dar un contenido adicional a los lectores (audiovisual, sonoro, vídeo, gráfico…) y centrarlo en el target del autor.
  2. Analizar los métodos de promoción de la plataforma usada para la publicación: ajustes de precios, campañas especiales, involucrar a los lectores…
  3. Trabajar los contenidos del blog/web: Crear contenidos adicionales al propio libro que puedan mantener el interés del lector y conectarlos con las redes sociales.
  4. Contactar con medios de comunicación on/off line: es una de las vías más complicadas fuera del circuito editorial tradicional, pero aún así se pueden elaborar notas o dossiers de prensa. Las comunicaciones deberán ser discretas, bien dirigidas y no se deber responder nunca mal ante una negativa o una valoración crítica con la obra. A este respecto, es fundamental no enviar el libro por adelantado en ningún caso (para muestra, ver la imagen que ilustra esta entrada, con una redacción de periódico llena de pilas de libros que probablemente nunca llegarán a leerse). Respecto a los medios online, hizo una distinción entre medios digitales nativos, versiones digitales de medios tradicionales, blogs, foros, podcast… y puso una atención especial en los booktubers, la forma de reseñar obras más novedosa y en tendencia, centrada sobre todo en los géneros infantil y juvenil, ciencia-ficción.. suelen ser gente muy joven, que se mantienen al margen del sector editorial, se adelantan al mismo al comprar a través de Amazon y otras plataformas los libros en versión original antes de que se publiquen las versiones traducidas… Las editoriales están encontrando muchos problemas para definir una estrategia adecuada para acceder a ellos.
  5. Hacer un buen uso de las redes sociales. Algunos consejos serían:
  • Evitar la automatización, generando distintos contenidos para distintas redes.
  • Estudiar las normas de uso y herramientas disponibles para cada plataforma.
  • No publicar de forma constante.
  • Diversificar los contenidos.
  • No usarlas sólo para autopromocionarse.
  • Hacer uso de mensajes privados y etiquetas sólo en caso necesario.
  • Reducir el número de publicaciones a 4-5 por día.
  • Crear listas de interés y seleccionar a quién se sigue.
  • Interactuar siempre.

La última charla del día, titulada “Los derechos de autor en un mundo cambiante“, fue impartida por Javier Díaz de Olarte, experto en derechos de autor y jefe del Departamento Jurídico de CEDRO, entidad pública que agrupa a autores, editores, traductores… actualmente cuenta con unos 22.000 socios, de los que unos 20.000 son autores.

Durante su exposición, Javier Díaz destacó puntos bastante relevantes, como la falta de adaptación y regulación de la edición digital en la legislación. Por poner un ejemplo, no existe el derecho de distribución en internet, ya que no está contemplado este aspecto en la legislación, de acuerdo al artículo 19 de la Ley de 7 de julio de 2006 (sólo contempla soportes “tangibles”); tampoco existe un contrato estándar de edición digital…

También se refirió a los derechos morales y patrimoniales del autor sobre su obra, de las posibilidades de cesión de derechos, de la plataforma conlicencia.com en la que se pueden solicitar licencias de de uso de textos registrados. Lo que se adquieren son derechos no sobre la propiedad de la obra, sino sobre el soporte, con un límite en los usos aplicables.

Por supuesto, habló de la piratería, si bien los datos que utilizó, aunque basados en estudios públicos, fueron rebatidos por algunos de los asistentes.

Fue una charla interesante pero un poco compleja y no calculó muy bien la duración de la exposición, porque fue necesario terminarla antes de que la terminara al agotarse el tiempo preestablecido.

Aunque tampoco pude apuntar todos los comentarios que hicieron los asistentes, sí que hubo muchos dignos de mención, como el de la gente de entreescritores.com, que hablaron de la dificultad de contactar con editoriales y ofrecerles publicar autores que ya han obtenido una difusión previa y buenas recomendaciones de sus obras.

Fue una experiencia muy interesante, con mucha información bien presentada, con una buena gestión por parte de la AEE, sobre todo en lo que a tiempos se refiere para mantener el horario preestablecido, así que sólo me resta felicitarles y espero que puedan poner nuevas iniciativas como esta en marcha.