De vez en cuando disfruto revisando obras de artistas que han escogido el libro, el volumen físico, como materia prima para la construcción de metáforas que nos hablan de la sociedad, la evolución, la cultura y, a veces, incluso de los propios libros. Hasta ahora te he hablado de algunos trabajos de Brian Dettmer y de Guy Laramée. En esta ocasión me gustaría detenerme en la obra de Matej Kren.

Matej Kren, un artista que analiza la problemática contemporánea

matej Kren

Matej Kren nació en Trenčín (Eslovaquia) en 1958. Ha estudiado en la Academia de Bellas Artes de Bratislava (1977—1981) y en la Academia de Bellas Artes de Praga (1981—1985). En 1985 recibió el Premio de Honor en la International Student Exhibition en Kobe, Japón. Tras diversas exhibiciones conjuntas, desde la década de 1990 ha expuesto sus obras en las principales ciudades de Euroa y del mundo (Amsterdam, Berlín, Chicago, París, Filadelfia, Praga, Seul, Viena, etc.). Hasta el momento ha trabajado en diversas disciplinas, aunque sobresale la escultura y ha recibido numerosos premios internacionales.

El trabajo del artista destaca por su amplio alcance de miras, acercándose a disciplinas como la escultura, las instalaciones, pintura, grabado, música, grabación de vídeo, uso de la palabra… lo que ha granjeado llamar la atención del público.

En sus obras no solo trata temas muy contemporáneos, como la ruptura de los límites entre realidad y ficción, o la memoria y el presente, sino también temas clásicos del arte como la relación entre lo externo y lo interno, o entre la parte del todo. Es habitual que aborde contenidos muy complejos expresados a través de un lenguaje comprensible.

Algunas de sus obras en las que emplea el libro como elemento básico:

Passage, un corredor infinito

passage, matej kren

Passage. Fotografía de la web del autor

Instalado en Bratislava, Passage es un largo pasillo entre muros de libros. Representa de forma simbólica un “atajo a través del mundo” en el que vivimos: un mundo en el que la realidad se ha cambiado por un espacio virtual de textos, palabras, signos símbolos e imágenes.

El proyecto es una metáfora de diversos elementos formales: hay una entrada, un cambio, “paredes infinitas” de libros, espejos, luz, un salida… incluso la presencia física de los visitantes que dejan de ser observadores pasivos para convertirse en actores que ayudan a dar forma al trabajo.

El visitante refleja una imagen de peregrino que camina a lo largo de un estrecho pasadizo en un espacio infinito. Passage es también un obstáculo que le obliga a seguir una única dirección, que le niega cualquier alternativa.

gmb-pasaz-mateja-krena-_banner_na_titulku-800x360

Passage, de Matej Kren. Fotografía: visitBrastislava.com

Book Cell, una celda octogonal

book-cell, matej kren

Book Cell. Fuente: web del autor

Book Cell se instaló en 2006 en el Centro de Arte Moderno de Lisboa. Repite el proceso del artista de apilar libros para crear una estructura arquitectónica a la que se puede acceder.

Todo el conocimiento acumulado en los libros usados, cerrados, es inaccesible y no se podrá recuperar hasta que se desmonte toda la instalación y puedan volver a su función principal: la de ser leídos. Mientras tanto se han empleado como materia prima y espíritu del espacio en el que el artista nos sumerge: un espacio cerrado hexagonal con un corredor delimitado por espejos que provoca una sensación de vértigo, de miedo ante una posible caída y de pánico por la desorientación espacial característica de un espacio virtualmente infinito.

La construcción, usando libros de todo el mundo, refuerza la idea de que esos volúmenes son parte de  y enriquecen la producción editorial universal

book-cell, matej kren

Book Cell. Bocetos iniciales. Fuente: web del autor

book-cell, matej kren

Book Cell. Fuente: web del autor

Idiom, un pozo infinito

idiom, matej Kren

Idiom, de Matej Kren. Fuente: AtlasObscura.com

Idiom se expuso por vez primera en 1995 en la bienal internacional de Sao Paulo y en 1998 encontró su destino definitivo en la entrada de la biblioteca de Praga.

Es una estructura cilíndrica formada al apilar miles de libros que llega hasta el techo y en cuyo interior se han dispuesto espejos en la parte inferior y superior para crear la sensación de un túnel infinito de libros. Una abertura en forma de lágrima en un lateral permite al visitante echar un vistazo al interior y enfrentar la experiencia de ahogarse en un túnel de conocimiento.

Además, los lomos coloridos se han dispuesto hacia el exterior, creando un patrón de arcoíris mientras que en el interior predominan los tonos ocres de las páginas tintadas de amarillo crean un brillo acogedor. Hay quien compara la experiencia a lo que sintió Alicia cuando cayó por la madriguera del conejo blanco.

idiom, matej Kren

Idiom, de Matej Kren. Fuente: AtlasObscura.com

idiom, matej Kren

Idiom, de Matej Kren. Fuente: AtlasObscura.com

Scanner, el terror inspirado por Farenheit 451

Scanner, Matej kren

Scanner, de Matej Kren. Fuente: mambo-cologna.org

Instalada en el Museo de Arte Moderno de Bolonia (MAMbo), en Italia, esta pieza bebe de Book Cell y es un túnel gigante de libros que pretende provocar la reflexión, imponer su magnificencia, crear una confusión en la perspectivas. El autor de nuevo se sirve de espejos y miles de libros para acometer una nueva lectura sobre cómo percibimos y experimentamos los espacios físicos.

Scanner, Matej kren

Scanner, de Matej Kren. Fuente: mambo-cologna.org

Con Scanner cierro esta breve revisión de la obra de Matej Kren. Espero que hayas disfrutado del paseo virtual. ¿Conocías su obra? ¿Has tenido oportunidad de verla en directo?