Jan Raymond, el ebanista que da una última oportunidad a los libros usados

Romainmôtier-Envy es una pequeña y bonita localidad en Suiza, cerca de la frontera francesa. Su población más bien reducida y disfruta de una arquitectura heredera del Imperio Romano. En este pueblo se acoge cada año una feria del libro usado en el pórtico de la iglesia local.

En el año 2005 el ebanista y artista suizo Jan Reymond se dio cuenta de que muchos de los libros a la venta no encontraban un lector y se puso a pensar en qué se podría hacer con esos cientos de volúmenes sin destino claro. Fue a partir de ese año cuando comenzó a construir instalaciones complejas usando como materia prima esos libros sin uso, en un intento de darles una última oportunidad antes del rechazo final.

Algunas de sus instalaciones tratan de imitar los arcos redondeados y la arquitectura propia de la época en la que se construyó el pueblo. Construye espacios arquitectónicos surrealistas que obligan a mirarlos dos veces para darse cuenta de que están ahí. Jan Reymond rellena los vanos de los arcos y reestructura los espacios sin alterar la apariencia estética general del lugar.

Su primera obra, un arco de estilo románico relleno de libros gustó y sorprendió tanto a los visitantes y los lugareños que desde entonces ha seguido trabajando a razón de una instalación al año.

arco románico, libros, jan reymond

Arco románico relleno del libros en 2005. Fotografía de la web del autor

Algunas obras, muchos libros. Los trabajos de Jan Reymond.

A continuación os resumo algunos de sus trabajos.

En 2006 realizó una pequeña instalación con la que rellenó parcialmente uno de los arcos de la iglesia, manteniendo su estilo (todas las fotografías son de la web del autor, salvo que indique lo contrario):

arco románico, libros, jan reymond

En 2007 Raymond creó un bosque de libros, llenando un callejón bajo la Torre del reloj de libros suspendidos del cielo que obligan a los transeúntes a fijarse en ellos cuando los esquivan para atravesar el espacio. Al mismo tiempo, generan una sensación de protección:

arco románico, libros, jan reymond , 2007 arco románico, libros, jan reymond , 2007 En 2007 y 2012, entre otros momentos, también se planteó construir muebles utilizando los libros como base y combinándolos en algún momento con la madera. Fruto de esos trabajos fueron, por ejemplo, este banco y este diván. En el caso del banco (2007), la idea surgió de la asociación de la necesidad de los libreros de poder descansar en su jornada y de aprovechar lo que más abundaba en la feria. Se usó un armazón metálico para dar consistencia al conjunto.

banco, libros, jan reymond , 2007

diván, libros, jan reymond , 2012

En 2008 se le propuso decorar el stand de la librería Pied du Jura, propiedad de Mica Arsenisevic en el Salón del libro de Ginebra. El proyecto, inspirado por las columnas de estilo griego, supuso dos meses de proyecto para dar lugar a este espacio de 4×8 metros que conforman seis columnas de tres metros de altura y trescientos libros cada una, además de setecientos libros colgantes.

 Librairie du pied du Jura, Jan Reymond

Librairie du pied du Jura

La instalación de 2010 fue esta falsa pared. Construida en un callejón, de nuevo combina el reciclaje de libros y la arquitectura clásica

Jan Reymond

Libros al aire libre

En 2009 comenzó a crear estructuras al aire libre y en colaboración con otros artistas. Un ejemplo es Thésarbre. Este árbol, fabricado con libros, ha sido su primer trabajo conjunto con Pierre Guignard. Lo emocionante para el autor fue ver que cada visitante le da un significado diferente.

thésarbre, jan raymondEN 2010 y en colaboración con Pierre Guignard, Richard Gaspoz y Rafa Barria reconstruye el claustro románico de la abadía de Romainmôtier, con motivo de los mil cien años de Cluny. En esta ocasión la obra se completa con tres pilares pintados. Cada un de ellos representa los temas del amor (Kohlene Hendrickson), la pasión (Rafa Barria) y la muerte (Pauline Grandjean).

Claustro románico, jan raymond, 2010 Claustro románico, jan raymond, 2010

2011 fue el año en que el claustro dio paso a una bóveda de gran elegancia y valor estético. De nuevo, una colaboración con Pierre Guignard, Jan Reymond y Richard Gaspoz.

bóveda, 2011, jan raymond bóveda, 2011, jan raymond

Los livritins

Por último, no querría dejar pasar los livritins, pequeños seres de un mundo imaginario construidos con libros y repartidos por toda la ciudad. En multitud de poses y espacios, dan la impresión de formar parte de un universo alternativo de papel.

livritins, jan reymond, 2012 livritins, jan reymond, 2012 livritins, jan reymond, 2012 livritins, jan reymond, 2012

Si quieres descubrir más artistas que hacen del libro la materia prima para sus trabajos, puedes encontrarlos aquí, aquí y aquí.

¿Conocías la obra de Jan Raymond? ¿Has tenido oportunidad de verla en vivo en alguna ocasión? ¿Conoces algún otro artista que trabaje con libros?