Déjate llevar por el DIY

Mi cuaderno A5 cosido con la técnica de long stich

Mi cuaderno A5 cosido con la técnica de long stich

No sé si te he dicho alguna vez que me encantan los cuadernos y libretas. A lo mejor lo has deducido por la fotografía que encabeza el blog -sí, son todos míos-, o por el relato que les dediqué. Es entrar en una papelería o en la típica tienda de regalos y pierdo la cabeza.

Un cuaderno en blanco es un abanico inmenso de posibilidades: puede convertirse en una agenda, un diario, un recetario, un libro de proyectos, un cuento, una novela, una libreta de bocetos, un recopilatorio de citas de otros autores, de letras de canciones y, aprovechando el espacio, listas de libros, de tareas o de planes. Yo los uso para todo eso y para bastante más. Por mucho que me gustan las nuevas tecnologías, para organizarme lo que mejor me funciona es el bolígrafo y el papel. Más aún desde que este año he empezado a usar la técnica de Bullet Journal. La página está en inglés, pero se entiende bastante bien.

Hace unos meses asistí a un taller sobre Evernote impartido por Maider Tomasena y Diego Rodríguez, y en algún momento de la conversación Diego comentó que él hacía sus propios cuadernos y que era algo bastante sencillo. Le pregunté por ello más tarde, y me habló de estos cursos que traigo hoy al blog.

Aerredesign es un estudio de diseño gráfico dirigido por Pilar Andres y Natalia Rotaetxe. Apasionadas de las tipografías, el papel y las técnicas gráficas, asesoran y abordan proyectos relacionados con la Identidad corporativa de las empresas y sus necesidades de comunicación, ya sean de identidad visual, material promocional, publicaciones, packaging, comunicación web,…

Los talleres de encuadernación los llevan J. Carlos del Barrio, maestro en técnicas de encuadernación creativa, y Pilar Andrés  que lleva la parte de grafismo y dirección de arte. Son talleres de cuatro horas de duración, que se imparten los viernes de 17 a 21 h., aunque suelen alargarse un poquito en función de la dificultad del trabajo o de la pericia de los asistentes. Los grupos son reducidos, máximo unas 6 personas, y el ambiente es muy relajado, cada cual trabajando en su obra y charlando con los demás. Durante la primera parte de la clase se dan algunos contenidos teóricos, muy sencillos y bastante útiles, como por ejemplo cómo doblar el papel (parece una tontería, pero tiene su truquillo), cómo orientarlo para trabajar en función de la fibra… Y luego ya toca ponerse a trabajar duro. Todos los materiales son facilitados en el curso, así que no es necesario llevar nada.

Yo he asistido a dos de los talleres: el primero, de encuadernación con cosido long stich. El resultado es el que podéis ver en la primera imagen, y la verdad es que salí contentísima y muy orgullosa de mi trabajo. Es una técnica que permite usar el cosido de los pliegos como elemento decorativo, y permite abrir el cuaderno completamente. El que hicimos en el taller es de tamaño A5, pero ya tengo pensado algún diseño para un A6, que me va mucho mejor para llevarlo en el bolso. Para acabar, lo decoramos con un estarcido con plantillas.

1888733_10202105708181671_305496273_n

Pliegos de papel preparados para ser cosidos

El segundo taller lo elegí porque me parecía muy diferente del primero, pero creo que en parte me equivoqué. El ejercicio consistía en hacer un libro del artista, que está más orientado a ser una obra artística en sí mismo o a servir como soporte para fotografías, pinturas, etc. Os pongo una foto de una obra de Zigor Anguiano, Premio a las Mejores Encuadernaciones Artisticas 2011, para que os hagáis una idea de cuál puede ser un acabado. Si pincháis en la imagen, podreís visitar su blog.

Fuente: Zigor Anguiano Calzada

Fuente: Zigor Anguiano Calzada

En este trabajo la encuadernación fue más o menos sencilla (aunque yo plegué el papel de pena). La dificultad estuvo en las técnicas de transfer que usamos. La verdad es que fuimos conejillos de indias, porque era la primera vez que se impartía el taller, pero eso también nos sirvió para aprender qué funcionaba y qué no, para qué tipo de imágenes iba mejor cada técnica… La idea era hacer un transfer casero, con materiales que pudiéramos conseguir fácilmente. Hicimos una primera tanda con disolvente y una segunda con gel transfer. En mi caso la primera fue un desastre, la imagen apenas se veía en la tapa, y con la segunda el resultado fue más bonito, aunque tampoco muy brillante.

LIbro del  artista 1

Cubiertas para el libro del artista. Hay tres porque no confiábamos mucho en el tema del transfer, y así teníamos una de repuesto

Libro del artista 3

Mi libro del artista. Muy mejorable.

Personalmente, lo que más me ha gustado de los talleres es que son reproducibles en casa, casi sin invertir en materiales. Además, aprendes técnicas muy básicas, pero que luego pueden dar lugar a multitud de proyectos, formas de expresión… es cuestión de plantearse cuánto quieres complicarte o hasta dónde llegar.

La clase se pasa en un suspiro, te ríes, te desesperas un poco a veces… En todo caso muy recomendable. Tengo intención de acudir a alguno más, tal vez el cosido belga o la agenda. Lo que tengo claro es que no creo que compre más cuadernos.

  • ¿Dónde?:Avda. Universidades, 2. Local 1 izda.48007 Bilbao.
  • ¿Cuándo?: Publican en su blog las fechas de celebración.
  • Precio: El primer taller tiene un coste de 40 Euros, el segundo 35 y a partir de ahí, 30 Euros cada uno. Incluyen los materiales y te llevas el resultado a casa.
  • Más información: podéis consultar más información en su blog, y también en su página de Facebook.