Hace unos meses que empecé a incluir en la web algunos de los párrafos, frases y citas que más me llamaban la atención de los libros que leo —puedes leerlas en la sección citas literarias—. Hasta ese momento me había limitado a subrayar el libro, ocasionalmente a apuntar esa cita en uno de mis cuadernos, pero no me voy a engañar: en muchas ocasiones me resultan difíciles de encontrar cuando han pasado meses. Por cierto, este es un punto en el que el libro electrónico gana por goleada: encontrar párrafos subrayados es facilísimo.

Como son entradas en la web a las que no quiero dedicar excesivo tiempo —tiempo que, por otro lado, tampoco me sobra—, decidí que transcribirlas a mano no era lo óptimo, sobre todo teniendo en cuenta que son más apuntes personales o notas inspiradoras que contenido que pueda interesar a quienes visitáis el blog (pero, si os gustan, ¡decídmelo! Me hará mucha ilusión).

Buscar una solución me llevó a pensar que hay ocasiones en que, por diversas circunstancias, no puedes ponerte a escribir: cuando estás de pie esperando en la cola del banco o de alguna administración pública, cuando viajas en transporte público… Otras veces no te compensa el esfuerzo de sacar la libreta o el portátil: puede que sólo quieras apuntar una idea rápida, un recado para que no se te olvide o algún recordatorio o dato.

thomas_with_lbj-jpg-size-custom-crop-793x650

Siempre he envidiado la capacidad de los periodistas de escribir de pie. Frank Wolfe /Reuters File Photo

También puede darse el caso de que no utilices con fluidez el teclado del ordenador —en mi opinión, aumentar tu velocidad y reducir el número de fallos que cometes en mecanografía es una de las cosas en las que deberías invertir tiempo— o que, como me suele suceder a mí, te frustre no escribir a mano tan rápido como te gustaría, hasta llegar al punto en que se te olvide lo que querías contar.

Para solucionar esto, una solución más que evidente es el dictado: transcribir a texto tus palabras. Por eso hoy te quiero comentar qué aplicaciones uso para ello. No son lo último de lo último y es posible que ya las conozcas, pero son simples y hacen lo que necesito, algo más que suficiente para mi.

1.- Dictar en el móvil: Dragon Dictation

dragon dictation, dictado, escribir

Yo trabajo con un Iphone 5, un dispositivo que tiene micrófono incorporado, pero si no es tu caso o si, como me sucede a veces, la sensibilidad de ese micrófono no es suficiente, esta es una opción que podría ayudarte.

Dragon Dictation es una aplicación de reconocimiento de voz muy fácil de usar, disponible para dispositivos iOs y Android que te ayudará para que no tengas que volver a escribir en el móvil. Será suficiente con dictar a tu smartphone o tablet y reconocerá tu voz y la transformará en texto.

Una vez termines de hablar, te permite revisar el texto —te lo recomiendo, porque ninguna de las aplicaciones que he probado es infalible— y cambiar a mano lo que no sea correcto (o borrarlo y volver a dictar el texto). La verdad es que me ahorra bastante tiempo de trabajo en algunas ocasiones y tengo esta aplicación en mi pantalla de inicio para que esté siempre a mano.

Cuando termines de dictar, tienes varias opciones:

  • Copiar el texto en el portapapeles para pegarlo en otro sitio (por ejemplo, en una nota de Evernote, ya que este servicio no están integrado en la aplicación, pero también en cualquier otra aplicación de tu móvil en la que quieras escribir: Instagram, Wunderlist, Wallapop… lo que se te ocurra).
  • Si conectas tus redes sociales Facebook y Twitter a la aplicación, puedes actualizar tu estado de Facebook o enviar tuits utilizando sólo tu voz.
  • Puedes enviar un correo electrónico. El texto se pegará de forma automática en el cuerpo del correo y solo tendrás que añadir asunto y destinatarios. También da la opción de enviar un mensaje de texto pero la verdad es que esta opción no me parece muy útil hoy en día (¿La gente sigue enviando SMS?)

Aquí tienes un par de pantallazos para que veas que el nivel de complicación es mínimo: pulsar el botón y empezar a hablar, y pulsar el botón “Listo” al terminar.

dragon dictation tocar y dictar         dragon dictation grabando

2. Introducir texto en un ordenador Mac con la voz: Dictado

En el caso de ordenadores, os voy a hablar de la solución que propone Mac para dictar texto, ya que soy usuaria de este sistema operativo. Pero si usáis una solución de Windows, no os preocupéis porque también hay forma de dictar texto mediante reconocimiento de voz. Tenéis toda la información sobre cómo hacerlo en su página de soporte.

Usar esta opción en MacOx es muy sencillo, sólo hay que activar la opción Dictado del panel de preferencias del sistema y elegir la opción de teclado para usarlo cada vez que os haga falta. Os dejo un pequeño vídeo para que veáis cómo se configura:

En mi caso he escogido la opción “pulsar Fn dos veces”. Cada vez que estoy en un editor de texto y lo hago, aparece un icono de un micrófono y solo me resta hablar y luego editar el texto en caso de ser necesario.

Si quieres conocer esta opción con más detalle, puedes hacerlo aquí.

Como ves, ambas son opciones muy, muy sencillas, que te ayudarán a agilizar un poco el proceso de escritura en aquellas ocasiones que lo requieran. Es cierto que tienen algunos inconvenientes, como que detectan mal los nombres propios o nombres de lugares. También dependen mucho de la capacidad de vocalizar de que tengas —un truco: funciona mejor si hablas en modo GPS, es decir, pronunciando las palabras como si se tratara de un listado y no de una frase coherente—. Pero también es cierto que, con el uso, las aplicaciones van mejorando en su capacidad de reconocer tu voz.

Es tu turno: ¿Usas estas aplicaciones o alguna otra? ¿Cuál? ¿Te resultan cómodas o prefieres escribir a mano? Tienes los comentarios abiertos para lo que quieras. 

Fotografía: Alan Levine (Flickr con licencia Creative Commons BY-2.0)